La felicidad se mide en la cantidad de recuerdos

Hubo una generación que no tuvo tiempo de disfrutar de sus hijos, trabajaban todo el día y sus hijos se hacian mayores sin darse cuenta. Todos conocemos esa generación que no es nada lejana. Hoy esos hombres tienen nietos. La mirada de los abuelos es diferente a la de los padres, es más experta, más profunda. Yo soy Fotógrafo y eso lo sé.
Hay unos hombres que tienen mil recuerdos y más de mil que no pueden recordar por que no los han vivido.
Me imagino a un abuelo en su cama, tumbado en postura fetal, con las palmas de las manos juntas entre su cara y su almohada, pensando en sus recuerdos y en sus no recuerdos, en como pasa la vida y en como
vendra el mañana.
Pensando que nunca ha tenido tiempo para disfrutar de las pequeñas cosas que nos da la vida, que nunca ha tenido dinero para dedicarle a los suyos, y que nunca ha tenido nietos. y ahora dispongo de tiempo, de dinero…. y de nietos.

                                                                                                                    Fernando de Albares

Tu email nunca será publicado. Campos marcados obligatorios *

*

*

There was an error submitting your comment. Please try again.