Tiempo de Vacaciones

Unos días de descanso, descanso entre comillas, que ya verás ya…
Primero pasamos unos días en un hotelito de Denia, Valencia… tranquilo con unos sobrinos, mis hijas, mi madre… 10 en total, de los cuales 4 eran niños…
pues muy bien… turismo, hacer fotos tranquilamente… todavía quedan muchas vacaciones…
todo bien. veréis el primer bañito de Ángela en una piscina.. paisajes… tranquililadad…Cuándo llegan los pescadores al puerto a vender el pescado. Llegan a la hora de la siesta, y mientras tanto en la habitación 317 Ángela no deja dormir a nadie
La anécdota del verano la protagonizaron Carlos y Sara, que en una velada tranquila en un chiringuito de la playa a la  una o las dos de la madrugada, mientras los mayores nos refrescabamos en una terrazita con los pies descalzos jugando a enterrarlos en la arena de playa, con una temperatura ideal para no pensar en otra cosa y de fondo el ruido del mar sereno… en la playa corrian los pequeños, quemando la energía que les queda del día y antes de que nos dieramos cuenta… chafún!!! estaban en el agua chapoteandose el uno al otro y sin parar de reírse… ellos y el resto de la terraza del chiringuito del que habían acaparado toda la atención…
Aquella noche calleron rendidos, fulminados en cuánto les dejamos en la cama
y dejamos La Comunidad Valenciana y nos dirijimos a la Provincia de Cuenca a pasar otros poquitos días en el Pueblo.
Dónde realmente a mi madre le gusta disfrutar de los suyos todos juntos.
Ya lo dijo Silvio Rodríguez: “La prefiero compartída… antes que vaciar mi vida… no es perfecta, más se acerca… a lo que yo, simplemente soñé.”  A mi señora Madre.
Y nos dirigimos a la otra punta de la Península.. a Cantabria, al fresquito:

No estaré muy favorecido… pero es que esta foto me la hizo Sara, con tres añitos.
Será el fututo?.. Sara de Albares. No queda mal.

Tu email nunca será publicado. Campos marcados obligatorios *

*

*

There was an error submitting your comment. Please try again.